Fuentes en cascada, fuentes con luz.. todas son muy relajantes y complementan perfectamente nuestro Jardín Zen. La composición de tu espacio Zen es única y añadiendo un elemento como el agua el éxito está garantizado.

El ruido del agua cayendo es de los sonidos más relajantes y más Zen que existen. Compra tu Jardín Zen con una fuente como complemento y empieza a configurar tu espacio Zen.