Los portavelas, en todas sus diferentes estilos y formatos, son elementos decorativos clave para nuestro Jardín Zen. Son capaces de cobijar el fuego que aporta luz a nuestro espacio de paz y relajación. Usa velas y portavelas para meditar, para baños relajantes. Los usos son infinitos.

Llegas a trabajar de un día duro, pero tu mente está pensado en un baño relajante y las 3 velas que compraste el día anterior. Cuídate y regala salud a tu familia y amigos. ¡Encuentra el que más te guste!